Próximo lanzamiento

A primeros del mes de junio lanzaremos el siguiente número de la colección Clásicos. Se trata, en concreto, de la adaptación del clásico de Joseph Conrad titulado Los Duelistas.

A primeros del mes de junio lanzaremos el siguiente número de la colección Clásicos. Se trata, en concreto, de
la adaptación del clásico de Joseph Conrad titulado Los Duelistas.


Durante 15 años, los húsares del ejército napoleónico Armand D´Hubert y Gabriel Florian Feraud mantendrán un duelo a muerte cuyos orígenes y razones se pierden en el tiempo.
En esta ocasió contamos con la colaboración de Manuel Marsol, uno de los más afamados ilustradores nacionales, Premio Internacional de Ilustración Edelvives 2014 y Premio Internacional de Ilustración de la Feria de Bolonia 2017, entre otros reconocimientos.

Hay que señalar que este relato fue llevado al cine por el director Ridley Scott, y premiada como «mejor ópera prima» en el Festival de Cannes del año 1977. Está protagonizada por Harvey Keitel y Keith Carradine. En el siguiente enlace puedes ver la referncia a la película en:

https://www.filmaffinity.com/es/film875283.html

 

Las confrontaciones físicas relacionadas con insultos o posicionamiento social se remontan a la prehistoria humana, pero el concepto de duelo formal en la sociedad occidental se originó en el duelo judicial de la Edad Media, y en antiguas prácticas pre-cristianas de la época vikinga. Los duelos judiciales fueron abolidos por el cuarto concilio de
Letrán en 1215, pero hay testigos que informaban todavía en 1459 sobre la aceptación del sistema para resolver algunos crímenes capitales.

 

La mayoría de las sociedades no condenaba el duelo; en rigor, la victoria en duelo se reconocía como un acto de heroísmo y no como un asesinato, y el estatus social del vencedor se veía incrementado. Durante el Renacimiento temprano, la práctica del duelo establecía la respetabilidad de un caballero, y era el medio aceptado para resolver disputas. En aquellas sociedades era sin duda una alternativa mejor que otras formas de conflicto menos reguladas. El primer código de duelo (Code duello) apareció en el renacimiento italiano, si bien reconoce varios antecedentes, incluyendo la vieja ley germánica. El primer código formalizado a nivel nacional fue el francés, y recién en 1777 se redactó en Irlanda un código que —debido a la emigración— sería el de más amplia influencia en los Estados Unidos.